KIM KARDASHIAN ARRIESGA SU VIDA POR LUCIR A LA MODA

“No me importa cómo de incómodo sea, no me importa cuánto tiempo lo tenga que llevar puesto, incluso si tengo que usar un pañal y no ir al baño”, dijo Kim Kardashian en una entrevista en The Ellen Degeneres Show al respecto de los exigentes looks que suele llevar.

El último de ellos ha sido un vestido que usó Marilyn Monroe cuando le cantó el cumpleaños al presidente Kennedy en 1962 y que se ha convertido en el centro de la polémica, no solo por sacarlo de su estado de conservación, sino por los cambios exprés que le tuvo que hacer a su figura.

Para entrar en él, la socialité tuvo que perder 7 kilos en tres semanas, haciendo modificaciones drásticas en su alimentación.