QUIERE CALLAR A SU ESPOSA CON DINERO POR DETALLES DE SU INFIDELIDAD CON MAITE

 

Luego de que se soltara la bomba de que maite sería una roba maridos a los medios de comunicación. Andrés Tovar le ofrece un millón de pesos a su esposa, todo esto tratando de cuidar y limpiar la imagen de Maite luego que la actriz enfureciera y demandará a Claudia.

Una persona muy cercana a Andrés Tovar da unas declaraciones a un medio de comunicación mexicano y cuenta cómo se encuentra claudia y detalles de la separación de la pareja

“Está muy deprimida, pues quedó muy dolida y afectada tras el engaño de Andrés”.
“Andrés le quiere ofrecer un millón de pesos para compensarla, piensa que eso podría protegerla de alguna forma, aunque dudo que el dinero le regrese la paz y la tranquilidad; además, Claudia no lo necesita, pues ella trabaja mucho. Sin embargo, hay otro motivo detrás de esta aparente buena onda”.
“Más que nada lo hace para que no hable de lo que pasó, ya que Maite le está calentando la cabeza a Andrés haciéndole creer que Claudia filtró todo, ya que ella llevaba días tuiteando indirectas y, el día que ustedes publicaron
la nota, compartió una imagen que decía: ‘La intuición no se equivoca’, lo que desató la furia de Maite, quien lo tomó como que estaba confirmando la información”.
Luego de mucho más tambien agrego algunas intimidades que Andres le habría comentado mientras salía con Maite
“Sólo sé que Andrés ya llevaba varios meses saliendo con Maite y que a raíz de eso él comenzó a ponerle ‘peros’ a Claudia y se fue convenciendo de que su matrimonio no funcionaba. Me consta que las comparaba, porque él nos contaba todo y, la verdad, aunque Maite quiera culpar a Claudia de revelar la infidelidad, estas indiscreciones ayudaron a que estallara la bomba”.
“¡Uff, qué no nos platicó! Cuando empezó a salir con Maite se emocionó de más y andaba como niño ilusionado, decía que se le cumplió su sueño, pues ella era su amor platónico y no podía creer que ahora hasta tenía relaciones con ella”.
“Claro. Presumía que había mucha atracción entre ellos y que Maite era muy buena en la intimidad, que con ella podía hacer cosas que con Claudia no”.